30 jun. 2010

TRES SECUENCIAS CON EPILOGO - ESA ES MI AMIGA

I


Casa de Laura


- Empecé a Salir con Edgardo, es bárbaro.

- Ah, que bueno.

- No te entusiasma, ni siquiera verme bien.

- No es eso. Es que sabes que nunca me fue. Siempre me pareció mirón y baboso.

- Che, estás hablando de mi novio.

- Espero tengas suerte.

- Vas a ver que te equivocás. Es un dulce, me trata como a una reina.

- Bueno, perdoná, la verdad soy una yegua, de veras me gusta verte feliz.

- Esa es mi amiga.

II

Café de la vuelta. Un mes después.


- Que se yo, Lau. Es tu amiga, pero, ¿una salida? No le veo el sentido, Ni siquiera tengo un amigo disponible para presentarle.

- No importa. Dale, que tiene de malo una salida de tres.

- Es que nunca me gustaron los números impares.

- Tonto.

- Es que siento que no le caigo bien.

- Por eso, quiero que se conozcan. Vas a ver, sé que se van a llevar bien.

- Ah bueno, creí que con la que me tenía que llevar bien, era con vos, no con tu amiga.


- Pero viste como somos con nuestras amigas.


- Si te hace feliz, dale, arreglá.



III



El mismo café, un mes después.



- Tenías razón, soy una tarada. Si te hubiera hecho caso . . .

- Bueno, a veces me jode tener razón.

- El muy turro me cambió, así de una.

- Mirá, no te lo quise decir antes, pero me dio la impresión que en esa salida, me marcaba mucho. ¡Pero ni siquiera reparó que soy tu amiga!

- Sos una grossa. Te agradezco tanto.

- Tranqui, ya vas a ver que vas a conseguir alguien mejor, que te merezca realmente. Yo igual estoy acá para apoyarte

- Gracias Lulu.


Epílogo

Casa de Lulu, una hora mas tarde



- ¿Hola? ¿Edgar? Lulú, la amiga de Laura. Si, ya me enteré. No sientas culpa, ella, aunque no parezca no lo tomó tan mal. Es que creo que, ya se lo veía venir. No te creas que es una santa, y disculpá que te avive ahora. Hay alguien en su laburo que le gustaba, y creo que va a aprovechar la ocasión. ¿No te jode, no, que te cuente esto? Si te parece, ¿por qué no nos vemos y te sigo contando? pero, ponete lindo, eh?

6 comentarios:

  1. Tremenda yegua!!! He tenido amigas partícipes de situaciones similares... Cuánta razón, Piper en su texto! Las mujeres somos así, estemos en el bando de Laura o en el de Lulú. Y los hombres, ustedes, son exactamente con Edgardo: todas les vienen bien! jajajjajjaa
    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Pero para que?? Si lo hubieran podido compartir??
    Promediando el relato pensé que venía el triunvirato. Oia, me salió un versito.

    ResponderEliminar
  3. Contradictoria: gracias por leer, pero Edgardo no contestó, asi que dedujiste su respuesta.
    Lils: si compartís, dónde queda la competencia????

    ResponderEliminar
  4. Para que competir por algo que hay en abundancia?? Si dijeramos un millón de dólares, vaya y pase pero ¿un hombre?

    ResponderEliminar
  5. jaaaaaaa!!! la verdad que entre los tres no arman uno.... una tonta, una guacha y un pelele... ja! qué término ese no? me encantó esta mini comedia dramática piper!!!!

    ResponderEliminar
  6. Pero que tuurrraaaa esa!!! jajajajaj me hiciste cagar de risa tipete... como andas tanto tiempo. a todos les dejo besos y...

    Edgardo... te dejo el celu y segumos por tubo? jajajajajaj besos

    Lils... ves que vos si sos una amiga que comparte! juaaaaaazzz Besos

    ResponderEliminar