22 ene. 2011

Cadenas

cadena

Léeme, me llegó hoy. Dictaba el título de la cadena. Esta es una cadena milagrosa, decía, si te llega tendrás la bendición del Santo Negro. Pero si y solo si, no cortas las caden…

¿Desea eliminar el mensaje?

El mensaje fue eliminado de la Bandeja de entrada.

Querido Alejandro, te pido por favor que no me mandes mássss cadenas de nada. No hay día en que no reciba una tuya, y terminó molestando gente por las dudas. Asi que te agradezco tus buenos deseos de que todos me ayuden, me den suerte, me den amor, pero por favor no me reenvíes más nada.

Disculpame querida, la verdad es que no sabía que te molestaba, prometo no volver a mandarte estas cadenas, pero te pido un favor no dejes de hacer la que te envie recién

Tarde, Ale, ya la borré.

Te la mando otra vez. Hacela.

Ni se te ocurra. Me fui. Mil Besos

Marga salió a la calle rumbo a su trabajo, la mañana estaba pesada, la temperatura era de 29 grados y se pronosticaban tormentas. Caminó por Entre Rios hasta el subte y el aire se enrarecía más. Cuando estaba a punto de bajar las escaleras, sintió un miedo raro descendió seis escalones y se dio cuenta que no podía respirar con normalidad… es gas pensó… y rápidamente retrocedió. Con ella un montón de gente que había sido advertida de una pérdida. Que mala suerte pensó y recordó la cadena.

Mandó un mensaje a su compañera avisando que sin subte iba a llegar más tarde a la oficina. Comenzó a caminar por Callao rumbo a Cordoba y se encontró con que los docentes habían tomado la casa de la provincia. Calle cortada, el camión de Crónica instalado allí, la policía desviando el transito y la gente. Camino tres cuadras para poder hacer una, dándose cuenta que esté iba a ser uno de esos días que empiezan con el pie izquierdo.

En Córdoba tomó el subte rumbo a Palermo. Mirando para todos lados y suponiendo que algo más le iba a pasar. Mientras no sean chorros, vamos bien.

Viaje tranquilo. Bajó y tomó por Scalabrini Ortiz. Veredas rotas y taco roto. La re puta que me parió, yo sabía. Sarkany de mierda, quinientos mangos me salieron estas sandalitas. Que más me va a pasar el día de hoy.

Scalabrini Ortiz tiene tanto tránsito como las más importantes avenidas, coches, ambulancias, patrulleros… pero mira que hay muchos patrulleros…

- ¿Señorita tiene documentos?

- Si, oficial.

- Bueno, acompáñeme que va ser testigo de un allanamiento.

Tres horas después me dejan en libertad, no quiero imaginar la cara de mi jefe cuando me vea entrar. Justo hoy que teníamos esa reunión con los alemanes.

¿Suspendida? ¿Suspendida yo? Pero es la primera vez que llego tarde.

Si, y va a ser la última…una semanita en casa y sin goce de haberes…

Vuelvo como vine, mirando a los costados y esperando que caiga un piano sobre mi cabeza o el dinosaurio del museo se mande una meadita.

Llego a casa y como nadie me espera prendo tranquila la compu.

Papelera.

Mover a Bandeja de entrada.

Léeme, me llegó hoy. Dictaba el título de la cadena. Esta es una cadena milagrosa, decía, si te llega tendrás la bendición del Santo Negro. Pero si y solo si, no cortas las cadena.

Click Reenviar a todos mis contactos…

(revisá tu bandeja de entrada)

No hay comentarios:

Publicar un comentario