10 abr. 2012

HURACÁN

 

wilma

 

Hay cosas que me derriban.

Como una maldición que me cubre para aniquilarme.

Por fortuna no siempre lo logran.

A veces, en un hueco de aire se cuela un recuerdo. Una remembranza de alguna antigua necesidad.

Entonces siento esas garras invisibles que me sacuden con decisión.

La cosa es que últimamente, antes de estrellarme contra todo, siento raíces de pura energía crecerme desde las plantas de mis pies hacia el eterno infierno que me habita.

Y me aferro. Y no me caigo.

Mágicamente logran que me de cuenta una vez más que todo es como es... Está todo a la vista del que quiere ver.

Raíces. Unas buenas raíces es lo que necesitamos para no volar con vientos no deseados. Tormentas ajenas a nuestra razón de ser.

Raíces fuertes, y tan grandes como la frondosa actividad mental y espiritual que nos da ese toque personal como un bello sombrero.

Eso es lo que necesitamos para sobrevivir en esta tierra de vendavales.

(Cuando seamos aire, la canción será otra…)

.

Cla9

6/04/12

.

11 comentarios:

  1. Hermoso y sencillo Claudia...
    Como decís, importante tener raíces que estén ahí: fuertes, firmes, y que se la aguanten contra cualquier tormenta.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Esto me hizo recordar una charla de Osho donde dice que debemos ser como un árbol que crece en todas las direcciones, con una raíz profundamente arraigada en el mundo físico, las ramas pueden crecer alto y bien sostenidas. Lindo, profundo y esperanzador tu mensaje. Beio.

    ResponderEliminar
  3. que lindo esto:" como la frondosa actividad mental y espiritual que nos da ese toque personal como un bello sombrero".
    me encanto. besos Clau

    ResponderEliminar
  4. gracias lils!! soy mujer de aire. por eso esto de las raíces es todo un desafío...
    besossss!!!

    ResponderEliminar
  5. es bastante visual, no? besos fede y gracias!!!

    ResponderEliminar
  6. Muy profundo. Qué buena frase la del final, che.
    Me gustó mucho.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. gracias por tus palabras juan. me alegran este fin de domingo....
    salud!

    ResponderEliminar
  8. Me gustó tanto que me lo llevé. Coincido con Juan la última frase es mortal!!! Y como siempre, tus palabras me llegan simple y profundo. Coincidencias de la vida!!!
    Gracias Clau por este huracanado sentir.

    ResponderEliminar
  9. llévatelo... pero tienes que quererlo como yo... ♪♫♪ :-)
    (un verdadero placer tus palabras bibi. GRACIAS.)

    ResponderEliminar
  10. "Entonces siento esas garras invisibles que me sacuden con decisión." Querida Claudia, creo que las garras invisibles son necesarias para que se fortifiquen nuestras raíces.
    Decisiva y profunda sensación, muy bien expresada!
    Beso y voto
    Ebe
    New York

    ResponderEliminar