2 ago. 2012

EL SUSTITUTO

 

Nunca se creyó que algo tan evidente llegaría a ser tan innombrable. Así fue como todo orden establecido cambió. Aún así, la Vida continuó. Y los pedidos a lo Superior fueron cada vez más urgentes.

Hubo grandes catástrofes y cuantiosas pérdidas conjuntamente con torpes ofrendas que generaron deterioros irreparables, sellando generaciones con un mismo karma.

Pero nada fue tan letal como esa Toma personalizada y general, destinada a reemplazar algunos egos gordos y vomitivos.

- Vengo a reemplazarlo. Todo está acordado.

- No es necesario, gracias. Puedo con esto.

- No es el caso. Ya está decidido. Es un hecho.

- No. No lo necesito. Puedo. Después de todo es mi vida. Yo decido.

- No. No puede decidir ya. Está Tomado. Por eso vengo yo. Soy el Sustituto. Y estoy para asistirlo.

- No quiero asistencia. Estoy bien con lo que tengo.

- No tiene nada.

- Tengo lo que consigo (lo que logro en las noches de insomnio compulsivo).

- Es un pordiosero.

- No lo soy.

- Sí. Y no vine a discutir. Estoy aquí y ya. Tiene buena suerte, es un designio de aquellos. Viene de bien arriba… Y si se sigue resistiendo vio como es… en una negociación se puede perder todo...

- Hasta los designios?

- Hasta. Depende de usted.

- Mmm… yo sólo quisiera sacar el dolor. Ese que me tritura las tripas, que me baja hasta lo ignoto… que me quita las ganas y la energía…

- Por eso vine. Le repito, soy el Sustituto. Y voy a penetrar su mente hasta el colapso final para luego resetearla.

- No sé. Me cabe la duda.

- Naturalmente. Pero está todo encriptado en sus células. Soy sustituto siete punto uno. Abarco el karma y un jotabyte más. No hay error.

- Mi naturaleza requiere ver eso en acción. Me tengo que entregar?

- Sí.

- Ok. Hago un back up y vuelvo.

Unas fauces deformes se abrieron y lo penetraron, y sorprendentemente se sintió masticado y deglutido.

- Qué placer… Quedan pocas almas dignas de ser alimento. Todo está en orden, al menos por unos siglos…

Por suerte eso no fue todo. Ni tampoco todos fueron tan afortunados.

(El miedo humano a perder su ignorancia no sabe de fronteras…)

 

giger_pioneer

 

cLa9

02.08.12

.

(Ilustra esto H.R. Giger)

.

 

 

6 comentarios:

  1. ¿Siete punto uno? Ah, falta mucho, entonces me quedo más tranquila. ¡Me encantó!

    ResponderEliminar
  2. ¡Ciencia ficción de la mejor!
    Qué bueno, Claudia, me encantó. Excelente redacción, muy atrapante. ¡Y qué final!
    La ilustración es excelente, también.
    ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  3. mmm, falta lils, pero no sé si taaaanto.... ojoooo.... ;-)

    ResponderEliminar
  4. gracias juanito!!! un placer que te guste.
    y la ilustración es de un grande.... bien grande!!!
    salutes!!!

    ResponderEliminar
  5. guauuuuuuuuuuu Me encantó y no lo había leído!!!!!! Coincido con la escritora Lil, no se si falta tanto ja!!
    Excelente Clau , ciencia ficción cada vez más real!!

    ResponderEliminar
  6. Muy muy bueno... me encantó el diálogo y la imagen de las deformes fauces.
    ;)

    ResponderEliminar