6 ago. 2009

CÍRCULOS

Círculos de tinieblas
sobre papeles muertos,
palabras estranguladas
por lápices sin punta.
Círculos de fuego,
deseo de carbón,
antigua inmolación
sobre altares de fiebre.
Círculos de hielo,
lágrimas de escarcha
y aliento de cristal
para inundar tu ombligo.
Círculos de voces,
ecos repitiendo letanías,
mantras desafinados,
alaridos en susurro.
Círculos de aire,
tifón desesperado,
vientos de olvido
agitando lagos de fracaso.
Círculos de alcohol,
bestias que lloran
aullidos de terror
en un vaso de ginebra.
Círculos cerrados,
horas molidas en mortero
poniendo fecha exacta
a mi vida con tu ausencia.

22 comentarios:

  1. Lo siento, la poesía no es lo mío, pero el título venía a cuento con el nombre del blog. Trataré de esmerarme más en la próxima. Y bué...

    ResponderEliminar
  2. Ahhhhhhh me encantó! No le conocía esa faceta. Leeeeendo!

    ResponderEliminar
  3. Con tanto círculo me he mareado.
    Linda lo poema, y mire que yo de poema poco y nada, eh, pero este me gusta.
    ¡Buen comienzo, Don Enrique!

    ResponderEliminar
  4. Lils:

    Es que yo soy así, ¿vio? Tengo faceta para todo.
    Me alegra que le guste.

    ResponderEliminar
  5. Checho:

    Yo, de puemas, sólo los de Doña Petrona, y pal mareo le recomiendo un par o tres de vasos de totín, acompañados, de ser posible, con un buen jamón de Jabugo. El día que venga por acá lo invitgaré a ambas cosas con mucho gusto, y al resto de la banda, claro.

    ResponderEliminar
  6. Ay, Dios!!! usted haciendo poesía negra daña. Es eficaz. Uy! me voy mal...

    ResponderEliminar
  7. En estos siete “Círculos” nos has entregado un himno al amor perdido haciendo uso de metáforas estupendas. Me has deslumbrado con la fuerza de los sentimientos expresados sin extravagancias.

    Cuantas veces damos vuelta en círculo para decir lo que sentimos como si quisiéramos escribir con un lápiz sin punta. O vivimos llevando a cuestas nuestro deseo ardiente sin tener algo que nos refresque. También lloramos frente al abandono o la indiferencia a la que hemos sido sometidos. Hablamos solos, recordando y anhelando, como si fuera un rezo. Algunos buscan sostenerse en una botella, para mitigar la pena o al sentirse desamparados, frente a una tormenta de conmiseración, para finalmente pensar en que el presente solo se construye a partir de un olvido.

    En resumen, creo que es excelente y voy a volver a leerlo varias veces para saborearlo, encerrado en un octavo círculo…

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un placer recorrer estos círculos. Las palabras, bien dispuestas, hechizan.
    Cariños,
    Ceci

    ResponderEliminar
  9. Listo, quedamos así.
    De la misma forma, yo lo invito a usted a un asadón, regado con buen vino, cuando se venga para estos lados.
    Y vamos a quedar haciendo círculos también, pero de la mamua que nos podemos llegar a agarrar.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  10. Glòpiz:
    Muchas gracias.
    No se me acompleje, que usted no se va mal. Yo la he visto irse y venir y en ninguno de los casos está nada mal, aunque es cierto que su sonrisa le hace ganar enteros cuando viene.

    ResponderEliminar
  11. José Luis:
    No sé qué decir ante tu comentario (¿exagerado?)pero te doy las gracias, que es lo mínimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Cecilia:
    Muchas gracias, también. Te digo lo mismo que a José Luis, no sé qué más agregar. Son muy generosos.

    ResponderEliminar
  13. Checho:
    Le tomo la palabra, pero le advierto que no deje al Chanchis revoloteando cerca de la parrilla, porque usted no conoce el poder de mi dentadura ni la ambición de mi estómago. Póngalo a buen recaudo, porque podrían desaparecerle hasta las pezuñas al pobre.
    ¡Salute!

    ResponderEliminar
  14. No tiene nada que ver con el post pero quería avisarles que puse en la barra central el texto que define este espacio, redactado por nuestro socio Howlin.
    Bye bye...nos vemos!

    ResponderEliminar
  15. Esto de los círculos me encantó!!!!!!
    Y usted Enrique....cada día escribe peor!!!!!
    jajajajajaaaaaaaaaaaa.......
    Lo abraza......
    Ambar...

    ResponderEliminar
  16. Ámbar:

    Usted sí que me conoce y valora justamente. Da gusto tener fans como usted, ahora fuera de broma. Muchas gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Quiquín, no me sorprende leerte en poesía, genial lo tuyo como siempre, y en ese gris de tus palabras me hacés acordar a alguien jajajaja, felicitaciones, menos mal que no es lo tuyo! besotes

    ResponderEliminar
  18. Anhir:

    Muchas gracias. ¿Acaso conocemos a alguien que tiña de grises su escritura? No caigo, la verdad, ¿quién podrá ser? Je,je...
    Besote

    ResponderEliminar
  19. oh, este post no lo había visto.. qué interesante su poesía, sr. enrique. me gustó. entre oscura y cerrada, como círculo, pero con tristeza para compartir. bien.

    ResponderEliminar
  20. Círculos y más círculos. Vivencias repletas de situaciones preñadas de alegrias y tristezas. Superación de los mismos. Hallazgo, en ellos, de verdades ocultas, cercanas, incomprendidas... Intentos de respuesta con los que decir algo y calar hondo. Espero halles el meollo de un vivir sin sentido; para mí, el último círculo.
    Parca en poesía, por no manejar, cómo tu la palabra, solo agradecerte tus metáforas esperando de nuevo otra bonita y conseguida sorpresa. Ángeles

    ResponderEliminar
  21. Cla9:

    Muchas gracias. Bienvenida al Círculo de los falsarios, de los fabuladores sin orden ni concierto. Es un gusto tenerla entre nosotros.

    ResponderEliminar
  22. Ángeles:

    Como te dije en mi otro blog, ya empezaba a echarte de menos, pero, por suerte para mí, se han acabado tus vacaciones y eso significa la vuelta de tus mimos. Bienvenida otra vez. Un beso.

    ResponderEliminar